La trufa es un seta con forma de patata negra difícil de cultivar ya que se trata de un hongo que forma micorrizas (mico=hongo, riza=raíz), y por tanto necesita asociarse a algunos árboles para poder desarrollarse. De esta manera, para poder producir trufas necesitamos cultivar encinas, robles o avellanos que tengan este hongo asociado en sus raíces. En los últimos 20 años se ha avanzado mucho en el cultivo de este hongo y actualmente se realizan plantaciones truferas que consisten en poner encinas micorrizadas con trufa en una parcela agrícola que tenga un suelo adecuado. Esta forma de cultivo es en realidad una réplica de lo que ocurre en la naturaleza en la que algunos bosques son capaces de producir trufas, aunque las plantaciones son mucho más productivas.

En el mercado, la Trufa negra (Tuber melanosporum) es un producto muy valorado y se encuentra en las cartas de los restaurantes del máximo nivel en todo el mundo. Actualmente, todas las trufas que se producen se venden en el mercado sin problemas y a precios muy elevado ya que la demanda es mucho mayor que la oferta. Así, la producción de trufas es un negocio que aunque muy particular y complicado, genera importantes beneficios si se realiza de forma adecuada.

¿Cual es el papel de nuestros perros en esta producción?

Las trufas fructifican bajo tierra y únicamente se puede saber dónde están por medio de los llamados «quemados» o zonas sin vegetación que indican que en esa zona puede haber trufas. Pero los quemados pueden ser grandes y es posible que haya quemado y no trufas. Por eso es necesario saber exactamente dónde está cada trufa para poder extraerla con cuidado, no dañar al hongo ni a la planta y sacarla en las mejores condiciones. Los únicos que son capaces de detectar el aroma de la trufa incluso a 20 cm por debajo de la superficie, son los perros entrenados para este fin. Aunque no es difícil que un perro detecte una trufa enterrada ya que para ellos es un juego de niños, hacerlo de forma eficiente requiere dedicación y profesionalidad.

Los perros truferos son un punto clave en la truficultura y hay que considerarles como un socio más en el negocio.

 

SERVICIOS RESERVOIR DOGS TRUFICULTURA

  • Servicio de recolección de trufa en plantaciones. No se tiene usted que preocupar de disponer de un perro, educarle y mantenerle todo el año. Nosotros disponemos de los mejores perros para la búsqueda de trufa, adiestrados y con gran número de horas de práctica.
  • Servicio de adiestramiento para la búsqueda de trufa. Si ya dispone de un perro y tiene las cualidades básicas para este tipo de trabajo, nosotros le enseñamos y se lo entregamos para que sea capaz de hacer la recolección con la máxima eficacia.
  • Servicio de venta de perros adiestrados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This